jueves, 28 de mayo de 2009

A DOS KILÓMETROS DE MI SOFÁ

Tiene que ser una falta de vitaminas, o alguna disfunción genética, lo que me hace perderme cada vez que intento llegar a algún sitio que esté más lejos de dos kilómetros de mi sofá. A una partida simple como girar una llave, no corresponde nunca un viaje igual de fácil. Y llego a sitios que nunca he visto, preguntando y preguntándome en que calle sin salida he vuelto a parar esta vez. Para después acabar maravillado con los paisajes que nunca habría tenido la ocasión de admirar si no me hubiese tirado a la carretera con el mero fin de caminar, y no de llegar. Hace falta poco para perderse. Me preparo mapas detallados, que acaban irremediablemente en algún bolsillo agujereado, después enciendo la radio y dejo que la música sea mi brújula. Sí, seguro que es por ahí por donde tengo que ir, o a lo mejor no. Será que nunca he aprendido a leer el musgo para saber donde está el norte, o que nunca he podido entender donde está la Osa Mayor, porque cuando me pongo a mirar el cielo mis pensamientos vuelan esparcidos en direcciones que no quieren saber de puntos cardinales. Y cuando el miedo de no llegar me oprime el pecho hasta cortarme el aliento, miro a mi alrededor para contar cuantos a mi alrededor están aún buscando su camino , intentando recordar donde diablos tenían que ir, si tenían que ir a algún sitio, y como se puede regresar.
Si hace falta regresar.
O si, por obligación, hace falta llegar.

12 comentarios:

  1. Si siempre haces el mismo camino, termina por ser aburrido.

    Es bonito perderse y descubrir algo que estaba a la vuelta de la esquina.

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Si me lo dices tu que haces mucho camino al dia, tienes que creerte... :)

    ResponderEliminar
  3. Cuanta sabiduria hoy... :)) Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muy buen texto, te hace reflexionar, pensar

    ResponderEliminar
  5. Dicen que todos los caminos conducen a Roma... también a cualquier lugar al que deseemos ir para perdernos. Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Quiero perdermeeeeeeeeee... quiero perdermeeeeeeeeee... yo me apunto.

    En hora buena que algunas cosas te dirijan hacia otros lados y podás conocer nuevos y hermosos lares.

    Cuidate mucho, besitos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. carla

    Esto que todos los caminos condecen a Roma es una mentira: yo me he perdido un monton de veces y cada vez siempre mas lejano... Pero tu puede ententar, puede ser tienes mas fortuna... :)

    ResponderEliminar
  8. natalia

    No es tan dificil perderse... Sigueme... :))

    ResponderEliminar
  9. "Hace falta poco para perderse"...encontrar un nuevo camino o dejar que alguein mas te busque y dejarte encontrar... yo no se, pero me encanta la idea!

    Salu2!

    ResponderEliminar
  10. Todos necesitamos un lugar donde perdernos, sino estamos perdidos.

    ResponderEliminar
  11. Yo me quiero perder en los Caños!!!

    ResponderEliminar